DÉCADA 40

LA MILICIANA

Marina Ginestà, fusil al hombro, mira a la cámara. Es el 21 de julio de 1936 en la azotea del hotel Colón de Barcelona. Setenta y dos años después de esa mirada adolescente y orgullosa, ajena al horror que se avecinaba, la protagonista de esa foto fue descubierta en París, en 2008, gracias al empeño de un documentalista de EFE, Julio García Bilbao, por conocer la identidad de la joven.