DÉCADA 60

TURISTAS EN ALICANTE

El milagroso crecimiento de la economía en los años 60, la llegada de millones de turistas extranjeros y la nueva sociedad de consumo configuraron una nueva España muy alejada del blanco y negro de las décadas precedentes. La dictadura de Franco explotó el turismo de sol y playa mediante la declaración de Zonas de Interés Turístico Nacional. La ley pretendía atraer a los turistas extranjeros a aquellos lugares de la costa española que tuvieran “condiciones especiales para la atracción y retención del turismo”. Para ello, el Gobierno impulsó la construcción de urbanizaciones y las infraestructuras necesarias en las costas: se creó la autopista del Mediterráneo, aeropuertos en los principales destinos turísticos y se construyeron hoteles y apartamentos. El turismo supuso una gran influencia en el equilibrio de la balanza de pagos, así como la mejora del sector de la construcción y de la industria.